Aceites esenciales

ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales actúan de una manera predominante sobre las emociones y la actividad mental de los seres vivos. Causan un efecto sedante en el sistema nervioso Y ayudan a que la mente y el cuerpo se liberen de traumas emocionales y de la angustia.

Cuando nos veamos inmersos en situaciones de estrés agudo o crónico, situaciones que sobrepasen nuestros recursos de afrontamiento llevándonos a experimentar emociones de ansiedad o depresión, podemos utilizar los aceites esenciales para elevar nuestro tono emocional, fomentando el optimismo, la confianza en nosotros mismos y afianzando una valoración más positiva de nuestra realidad.

Los aceites esenciales han demostrado ser eficaces en el tratamiento de diferentes trastornos mentales, existiendo una amplia literatura al respecto.

Podemos usar los aceites esenciales recomendados para cada trastorno o condición patológica en baños de inmersión, en vaporizador o quemador, en masaje, aplicados de forma tópica con un aceite portador, pudiendo utilizarse como perfume, y también pueden ingerirse, observando las recomendaciones de la dosis; es decir, 2 a 3 gotas de aceite esencial apto para consumo con un poco de agua, zumo, etc. dos o tres veces al día y no mezclar más 3 aceites por vez y en ese caso usar 1 o 2 gotas de cada aceite.

Los aceites esenciales recomendados para cada condición pueden usarse sólos o combinados. Al combinarse los aceites se produce un efecto sinergético que resulta en un efecto total más fuerte que la suma de las acciones producidas individualmente por cada aceite.

 

A continuacion os ofrezco un listado de todos los aceites que podeis tener a vuestra disposición en el Centro Aurora con la utilidad correspondiente a la necesidad de la persona: 

AJO: (ALIUM SATIVA) antivírico, antinflamatorio, vasodilatador. Actúa en artrosis, reuma tensión alta, asma, bronquitis.

ALBAHACA: (OCIMUM BASILICUM) Excelente tónico para los nervios. Tiene un efecto estimulante en casos de depresión. Eficaz en jaquecas, migrañas, pólipos nasales y dolores de oídos. Reduce alergias; ejerce una acción benéfica en las vías respiratorias, siendo útil en asmas, bronquitis, enfisemas, gripes y tosferinas. Indicado también para diversos trastornos digestivos y menstruales. Limpia intestinos y riñones. Muy útil en agresiones de avispas y otros insectos. Disminuye el exceso de ácido úrico en la sangre.

ALCARAVEA: (CARUM CARVI) Es un aceite seco y caliente. El aceite esencial de las semillas de esta planta tiene propiedades antibacterianas, anticatarrales, antiinfecciosas, antiespasmódicas, aperitivas, carminativas, estimulantes de la digestión, diuréticas, emenagogas, expectorantes, vermífugas y como tónico general. Especialmente indicado para molestias estomacales e intestinales, ya que alivia los espasmos y promueve los movimientos peristálticos pues el aceite de alcaravea promueve la corriente de energía Qi en estómago e intestino. Indicado para distensión abdominal, indigestión, nauseas, eructos y flatulencias. A nivel psicológico este aceite es muy apropiado para personas que se han criado en ambientes familiares y sociales inestables e inapropiados y que en la edad adolescente o adulta, pese a conscientemente buscar la estabilidad en sus vidas, les es difícil encontrarla debido a los recuerdos inconscientes de sus infancias y esto les impide la confianza y la intimidad con las otras personas. En este sentido actúa a nivel de la amígdala cerebral, que es donde se almacenan los traumas emocionales, liberando los recuerdos.

ANÍS VERDE: Actúa en aerofagia, migrañas digestivas, vértigos, palpita- ciones, reglas dolorosas, hipotensión, mal aliento (halitosis).

ÁRBOL DEL TÉ: (MELALEUCA ALTERNIFOLIA) Ayuda al sistema inmunológico a combatir infecciones. Activa los glóbulos blancos. Fuerte antiséptico, muy utilizado en gripes, enfriamientos, fiebres glandulares y gingivitis. Posee acentuadas propiedades antivirales, germicidas y fungicidas. Alivia trastornos como cistitis, ronchas, pruritos anales y vaginales. Muy útil en otitis o inflamación del oído medio. Proporciona protección contra el cáncer de mama y de piel. Eficaz en el cuero cabelludo, heridas, llagas y piel seca. Desde 1.923 se sabe que es doce veces más potente antiséptico bactericida que el ácido carbólico (el más comúnmente usado en la actualidad) y poderoso desinfectante sin efecto tóxico o venenoso. Como antiinfeccioso tiene pocos rivales. Es también un poderoso antibiótico a la vez que refuerza el sistema inmune, pudiéndose usar para una amplia gama de infecciones bacteriales, fúngica o víricas. En este sentido el aceite del árbol de té refuerza el Qi- defensivo por lo cual se puede usar no sólo para combatir infecciones sino para prevenir la recurrencia de estas. Se puede usar en infecciones como resfriados, gripe, bronquitis, sinusitis, otitis, piorrea, cándida y enteritis vírica, cistitis e infecciones vaginales. Muy útil también en infecciones dérmicas como impétigo o tiña. Es un aceite muy conocido para reforzar no sólo el sistema inmune sino también pulmones, corazón y sistema nervioso. Tonifica la energía Qi por lo que es un eficaz en síntomas de letargia, respiración superficial o entrecortada, palpitaciones y circulación deficiente. Al calmar nervios y activar la circulación cerebral, está muy indicado para la fatiga mental, debilidad nerviosa especialmente de personas con sistemas inmunes deprimidos. Su actividad energética y psicológica se relaciona con la capacidad del aceite de infundir un punto de vista positivo y despertar el instinto de curar o sanar a uno mismo. A la vez vigoriza el corazón y la mente y eleva el espíritu e inspira autoconfianza. Está especialmente indicado para individuos físicamente débiles con salud enfermiza que luchan contra su cuerpo con un sentimiento de victimización y de perdición.

AZAHAR: El nombre de esta flor proviene del árabe al-azahar que significa flor blanca. Se da generalmente en zonas como el de la costa mediterránea, es decir en climas fríos pero no extremos. Para recolectarlas, se ponen bajo el árbol de naranjo varios sacos durante el mes de mayo, para que los pétalos caigan. Luego, se secan a la sombra y se guardan en tarros. Su ingrediente más activo es la vitamina C en el fruto. El aceite de azahar tiene propiedades sedantes y ligeramente hipnóticas; se puede usar para calmar los nervios, conciliar el sueño, quitar los dolores premenstruales, los dolores de estómago y los de cabeza.

BENJUÍ: (STYRAX BENZOIN) Anticatarral, antiinfeccioso, astringente, calmante, carminativo, cicatrizante, diurético, expectorante. Esta resina es balsámica y cicatrizante de heridas. Excelente como protector de la piel en climas fríos. Es un aceite muy recomendado para casos de deficiencia de energía yang en el bazo-páncreas, beneficiando los síntomas de letargia, labios fríos, pérdida de apetito y distensión abdominal. Sus propiedades antiinfecciosas le hacen apropiado para infecciones urinarias de naturaleza fría y húmeda, como por ejemplo la cistitis y la uretritis. Como expectorante, es eficaz en bronquitis y asma. Sus propiedades balsámicas le hacen útil para aliviar los dolores musculares de la gripe y resfriados y el dolor de garganta y la afonía, así como la faringitis. Las propiedades balsámicas y de cicatrizantes le hacen una resina recomendable para las pieles agrietadas, cortes, sabañones A nivel psicológico es sedante, indicado especialmente para los pensamientos repetitivos y la mente “que no descansa” característica de una deficiencia de energía yang en el bazo. A nivel espiritual es muy aconsejable para aquellos que realizan un viaje espiritual pues enfoca la mente y ayuda a la meditación. Muy apropiado para calmar, centrar y dar seguridad a aquellos que se sienten emocionalmente necesitados o rechazados.

 

BERGAMOTA: (CITRUS AURANTIUM SSP. BERGAMIA). Antibacteriano, antidepresivo, antiinfeccioso, antiespasmódico, calmante, carminativo, estimulante digestivo y estomacal. Como perteneciente a la familia de los aceites esenciales cítricos, es esencialmente refrescante y antidepresivo, suavizando la corriente de energía Qi. Armoniza la energía Qi del hígado, cuya función es liberar la corriente de energía vital a través del cuerpo y de la mente. La interrupción de energía Qi afecta al proceso de digestión, como resultado de comer en exceso o de tensión nerviosa, con lo cual es frecuente que haya distensión abdominal, indigestión o cólico digestivo. El aceite de bergamota aliviará estos problemas al liberar la energía Qi estancada en el estómago y el intestino. Este aceite está especialmente indicado para la indigestión nerviosa y la pérdida de apetito debido a estrés emocional. Relaja a la vez que levanta el ánimo. Es también útil para las infecciones genito-urinarias y problemas dérmicos, aunque su acción terapéutica principal reside en su efecto en el sistema nervioso. En este campo, su propiedad calmante y de suave tónico, le hace muy útil para la depresión y la ansiedad. Los pacientes bajo tratamiento psiquiátrico que inhalan o huelen este aceite presentan inmediata mejoría en sus estados. También ha comprobado su utilidad en pacientes con adicciones físicas o psicológicas. La acción psicológica del aceite de bergamota depende de su acción de liberar la energía estancada, en cuyos casos se presentan síntomas de tensión, irritabilidad y frustración y si estos síntomas no son nunca liberados o sanados, finalmente se desenvuelven en un cuadro clínico de depresión. La depresión desde el punto de vista energético es el resultado del estrés acumulado y la represión emocional. La emoción más comúnmente relacionada con la depresión es la ira inexpresada. La ira y la frustración reprimida interiormente provocan el bloqueo de la corriente energética, deprimiendo la mente y el espíritu. El aceite de bergamota nos da el valor para liberar los sentimientos reprimidos, los cuales pueden inducir no sólo depresión sino también insomnio, ansiedad y labilidad emocional. Ayuda a redireccionar la energía nerviosa desde un comportamiento no productivo o adictivo, dándonos la posibilidad de redescubrir la espontaneidad y el optimismo.

CARDAMOMO: (ELETTARIA CARDAMOMUN) El aceite esencial se extrae de las semillas de esta planta. Es un aceite tónico general de la energía vital corporal, usado principalmente para hacer fluir la corriente de energía Qi estancada en el estómago e intestinos. Sus propiedades son anticatarrales, antiinfecciosas, antiespasmódicas, aperitivas, calmantes, carminativas, estimulantes de la digestión, expectorantes, neurotóxico, tónico sexual, y tónico general. Tiene efectos estomacales y digestivos muy similares a los de la alcaravea e hinojo. Así, la aplicación principal es la de ayudar a la indigestión, nauseas, distensión abdominal, cólicos digestivos y flatulencia, así como para neutralizar la halitosis. A nivel psicológico el aceite esencial de cardamomo es útil para la falta de concentración, pensamiento repetitivo e invasivo y preocupaciones en exceso, sobretodo en agotamiento nervioso. Es un aceite considerado cefálico con acción tónica suave sobre el cerebro y el sistema nervioso. A nivel más sutil, el aceite es un excelente afrodisíaco y aumentativo de la libido y en general aumenta el “gusto por la vida”. El aceite de cardamomo nos recuerda la abundancia del universo, cuando tenemos sentimiento de escasez y deprivación.

CANELA: (CINNAMOMUM VERUM) Excelente en estados de agotamiento, debilidad y depresión. Potente antiséptico. Tónico del tracto respiratorio. Útil en gripes, enfriamientos, enfermedades infecciosas y virales. Estimula la secreción de lágrimas, saliva y mucosidades. Utilizado en infecciones intestinales, espasmos digestivos, flatulencias, diarreas, náuseas y vómitos. Ejerce un efecto notable en cóleras, fiebres tifoideas y en los sistemas glandular y circulatorio.

CIPRÉS: (CUPRESSUS SEMPERVIRENS VAR. STRICTA) El uso del ciprés fue en primer lugar registrado en los papiros egipcios. En el antiguo Egipto se usaba además para la fabricación de sarcófagos de la V dinastía en adelante. Actúa en reumatismo, varices, hemorroides, reglas dolorosas, espasmos, sudoración intensa (hiperhidrosis), trastornos circulatorios, afonía, trastornos de la menopausia. Su propiedad general es ayudar a la corriente sanguínea, ya que es un potente restaurador y tónico del sistema venoso. Debido a su propiedad astringente es muy eficaz en la hipersudoraciòn o hiperhidrosis, también útil como desodorante para los pies. Su acción sobre la circulación explica su efecto sobre los problemas de la menstruación, excelente tanto para la amenorrea y dismenorrea como para la metrorragia, así como para la tensión premenstrual. Es también descongestionante y detoxificante, muy eficaz para el acné, erupciones cutáneas, congestión linfática y dolores reumáticos. A nivel psicológico, el aroma del ciprés infunde estabilidad y cohesión ayudando a través de las transiciones de la vida y llevándonos sutilmente a aceptar incluso los cambios difíciles tanto internos como externos; nos hace fluir con la vida.

CLAVO DE OLOR: (SYZYGIUM AROMATICUM) analgésico, antiséptico, bactericida, trastornos estomacales, carminativo.

CORIANDRO: (CORIANDRUM SATIVUM) El aceite de coriandro se ha cultivado por mucho más de 3.000 años y se menciona en los más tempranos textos sánscritos, en la Biblia, en textos griegos y medievales. Aparece en el papiro egipcio de Ebers, como un ingrediente junto al ajo para añadir al vino como bebida afrodisíaca. En el antiguo Egipto se creía que contenía el secreto de la felicidad y se ofrecía a los dioses en los templos, habiéndose encontrado las semillas de coriandro en la tumba de Tutankhamon y Rameses II. El aceite de coriandro es cálido y seco, comparte las propiedades digestivas y carminativas que el resto de plantas de su familia umbelliferae (hinojo, alcaravea). Excelente digestivo antiespasmódico usado para la falta de apetito, indigestión, distensión abdominal y flatulencias. Debido a su capacidad de refrescar la energía es efectivo en casos de osteoartritis, neuralgia y dolores reumáticos. Fortifica la función bazo-pancreas y estómago con lo cual vigoriza el intelecto. A nivel psicológico este aceite está indicado para la debilidad general, fatiga mental y nerviosa. Es un reconocido desde la antigüedad como un excelente afrodisíaco y euforizante. Tradicionalmente se conocía como una planta de protección e inmortalidad, imbuyendo un sentimiento de paz, seguridad y permanencia a través de los tiempos. Finalmente, el aceite de coriandro es muy útil para personas creativas y complejas que tienen dificultad para afrontar la rutina de la cotidianeidad.

ENEBRO: (JUNIPERUS COMMUNIS) Actúa en artritis, reumatismo, gota, diabetes, afecciones hepáticas, afecciones de las vías urinarias, litiasis renal, arteriosclerosis, oliguria, esterilidad. Tónico corporal que calienta y estimula la energía yang, especialmente de riñones y sistema urinario. Es tanto diurético como descongestionante del sistema linfático. Muy adecuado para pies y manos fríos, cansancio crónico, dolor de la espalda baja y edema (retención de líquidos). Es uno de los tónicos para el bazo-pancreas más importante, eliminado la humedad del cuerpo y es también adecuado para la distensión abdominal, obesidad y arterioesclerosis. Este tipo de congestión puede conducir a problemas de piel grasa, para lo cual este aceite se puede aplicar mezclado con una crema. Debido a sus propiedades diuréticas y rubefaccientes es muy adecuado para el reumatismo de naturaleza fría y con calambres. Sus propiedades antiinfecciosas le hacen adecuado para el tratamiento de la cistitis, infecciones del tracto urinario, y bronquitis. Desde la antigüedad ha sido asociado a la purificación espiritual y a alejar las influencias negativas. El aceite esencial de enebro trabaja el estancamiento psicológico y consolidad la autoconfianza. Apropiado para individuos que se sienten sobrecargados y alienados y están absorbidos por sus propios pensamientos sobre preocupaciones y malos recuerdos. Se sienten incomprendidos por lo que se aíslan y se alejan de las relaciones sociales. El resultado de este estado de ánimo prolongado se somatiza en el cuerpo en forma de dolores articulares y tirones. El aceite de enebro a limpiar preocupaciones y nos saca de ese estado de estar absorto, restaurando nuestra determinación de afrontar los obstáculos de la vida y nos hace movernos y abrirnos.

EUCALIPTO: (EUCALYPTUS GLOBULUS) Actúa en afecciones de las vías respiratorias, bronquitis crónica, sinusitis, laringitis, asma, gripe, dolores reumáticos del resfriado, repelente de mosquitos, oxiuros, cansancio en general, estados febriles. Es un tónico pulmonar que aumenta la función respiratoria promoviendo el aporte de oxigeno a través de la corriente sanguínea. Además el aceite de eucalipto debido a su acción germicida, está indicada para el sistema genitourinario para problemas como cistitis y leucorrea a través de su acción de “secar” la humedad, terreno fértil para bacterias y virus. Previene infecciones recurrentes. A nivel psicológico, este aceite se relaciona con la función energética pulmonar ya que abre el pecho, aumenta la capacidad respiratoria, dando la sensación de alejar la melancolía y reaviva el espíritu aportando una mirada positiva. A un nivel más profundo, el aceite nos hace adentrarnos en una dimensión más amplia, abierta y compleja de la vida. Por eso es muy útil para personas que se sienten oprimidas por el entorno, pues usando el aceite sienten que pueden alcanzar una mayor libertad y una experiencia más amplia de la vida a la que hasta ahora no se han atrevido por miedo, hábito o excesiva responsabilidad. Nos proporciona un espacio interior para respirar.

GERANIO: (PELARGONIUM ASPERUM/GRAVEOLENS) Posee propiedades equilibrantes, astringentes, antiinflamatorias, analgésicas y diuréticas. Es un buen tónico para el sistema nervioso, mitiga la ansiedad y la depresión y mejora el ánimo. Muy útil en las tensiones premenstruales y en la menopausia. Combate la ictericia, los cálculos renales y biliares, la diabetes y las infecciones urinarias. Estimula el sistema circulatorio y linfático; asimismo, reduce las mucosidades del sistema digestivo, las gastritis y colitis. Muy utilizado en problemas de la dermatológicos, especialmente en pieles fláccidas, congestionadas y grasas y en eczemas, pie de atleta e impétigo. Debido a sus propiedades analgésicas es muy eficaz para dolores oftálmicos, reumáticos y nerviosos. Astringente y flebotónico, el aceite alivia hemorroides, venas varicosas y el exceso de flujo menstrual. Al nivel energético y psicológico, relaja la mente, calma la agitación mental y libera la frustración e irritabilidad. Posee el efecto de “centrar” al individuo. Combinando la sensación de calma, fortaleza y seguridad, el aceite es muy efectivo para la ansiedad aguda debido al estrés y trabajo excesivo. Tiene además un reconocido efecto afrodisíaco. Es especialmente indicado para personas adictas al trabajo y perfeccionistas que han olvidado la imaginación, la intuición y la experiencia sensorial.

HIERBABUENA: Estimulante para la fatiga mental. Es muy eficaz en trastornos digestivos, vómitos, náuseas, flatulencias, estreñimientos y diarreas. Estimula el apetito, combate la retención de la orina y ayuda a disolver cálculos renales. Es muy útil en casos de pruritos, llagas y sarna. Facilita el parto.

HINOJO: (FOENICULUM VULGARE VAR. DULCE) Su esfera principal de acción es en el sistema digestivo, estimulando el fluido de energía Qi en estómago e intestino. Efectivo antiespasmódico de los músculos intestinales y gástricos, útil así pues para indigestiones, hinchazón abdominal, nauseas, eructos y flatulencias. También se usa para mover el intestino en casos de estreñimiento. La esfera de acción de este aceite se extiende hacia el pecho, efectivo a este nivel para eliminar flema en resfriados y asma. Es también descongestionante linfático y diurético, ayudando al cuerpo a eliminar grasa y líquidos estancados. Se ha usado tradicionalmente como adelgazante para retención de líquidos, celulitis y obesidad, tanto como aceite esencial como en infusión de la hierba. A nivel psicológico, el aceite esencial es apropiado para individuos que tienden a intelectualizar y sobreanalizar. Mientras que estas personas generan fácilmente ideas y conceptos, raramente los comunican o los ponen en la práctica. Encuentran dificultad en expresarse ellos mismos, también sus sentimientos, por lo que se “retuercen” interiormente. Cuanto estas emociones más están encerradas dentro de ellos, más se intensifica el sentimiento llegando a haber una gran tensión intestinal en el nivel físico. Los pensamientos y sentimientos inaceptados e inexpresados actúan por debajo de la consciencia acumulándose en el intestino gases y espasmos nerviosos. Este aceite nos da coraje para expresarnos a nosotros mismos más “con la boca” que “con el trasero”, liberando sentimientos que se han estancado y putrefactado, clarificando la plétora de una mente congestionada. El aceite nos invita a comunicarnos libremente sin miedos e inhibiciones. Al desbloquear nuestra capacidad de autoexpresarnos con autoconfianza, libera nuestra capacidad creativa.

HISOPO: (HYSSOPUS OFFICINALIS) Fuerte tónico corporal al dinamizar la energía yang, especialmente a través de la acción sobre pulmones. Es un aceite caliente y estimulante, por lo que debe ser usado con moderación (4 o 5 gotas son suficientes para un masaje). Al fortalecer los pulmones, mejora la falta de vitalidad, las dificultades para respirar y deficiencias en el sistema inmune. Previene los resfriados y gripes recurrentes, luchando contra las infecciones. Es un aceite esencial expectorante y antibacteriano eficaz en bronquitis, faringitis y sinusitis. Indicado especialmente para los procesos gripales fríos con producción mucosa clara. Actúa también sobre el bazo y estimula y calienta la digestión, siendo útil para la falta de apetito, digestiones lentas e hinchazón abdominal. Su acción diurética la hace útil para retención de líquidos y para eliminar el ácido úrico que agrava los procesos reumáticos. Ideal para los dolores reumáticos de naturaleza fría y con calambres que comúnmente ocurren en invierno. El efecto psicológico de este aceite es vigorizante del sistema nervioso y la mente. Usado frecuentemente para la falta de concentración, la fatiga mental y la debilidad nerviosa crónica. Tiene también un efecto de “rejuvenecimiento del espíritu”, aliviando la melancolía y el pesimismo. El aroma picante y fuerte del aceite de hisopo abre el pecho y nos ayuda a enfrentar el mundo alejando el sentimiento de “tirar la toalla”. Por otro lado, el aceite de hisopo fortalece nuestros límites personales en el sentido de nuestra área de protección. Tradicionalmente se le ha considerado una planta de protección que defendía a la persona y su hogar de las influencias negativas y los espíritus malignos. Esta perspectiva en cierto sentido supersticiosa, puede ser explicada ya que al actuar sobre la energía yang del pulmón, la cual nos protege física y psicológicamente. Y ciertamente es beneficiosa para aquellas personas que se ven afectadas fácilmente por los estados de ánimo y las emociones de los otros, absorbiendo cualquier tensión del ambiente.

JAZMÍN (JASMINE OFFICINALIS) Hay distintos tipos de aceites que se pueden obtener de esta planta, dependiendo del proceso de extracción empleado. Si el aceite obtenido es el producto de utilizar un solvente para arrastrar las moléculas del aceite, entonces tenemos lo que se denomina un absoluto. Aunque los residuos de los solventes están en una proporción ínfima (10 partes por millón), este producto no se puede ingerir, aunque se puede inhalar y aplicar tópicamente mezclado con aceite portador. Sin embargo también hay aceite esencial obtenido con destilación que es apto para el consumo interno. Los efectos terapéuticos del aceite de jazmín tienen que ver con la mente y las emociones. Actúa sobre la energía Qi del plexo solar, calmando nervios, relajando la tensión y subiendo la mente. Es uno de los aceites principales para el sistema nervioso, actuando sobre la ansiedad, la imposibilidad de descansar y la depresión. La otra área de acción tiene que ver con los órganos genitales cuya acción de restaurar se combina con un efecto descongestionante. Renombrado afrodisíaco y tónico sexual, es recomendado par impotencia, frigidez, sobre todo asociado a pensamiento de no ser deseado o adecuado. Descongestionante y astringente de las vía genital, es indicado para el tratamiento de la leucorrea. A nivel psicológico es muy indicado para los dolores del trabajo de parto, sobre todo cuando este se prolonga mucho. También se puede emplear para aumentar la producción de leche materna (en perfume o inhalado). En la tradición se le conoce como la planta de la fertilidad, debido a su potencia como afrodisíaco. Pero es más que un simple aumentador de la libido ya que elimina el miedo, la ansiedad y depresión que impiden al individuo el compartir el placer sexual, la sensualidad y los afectos. (ver la sección Aceites Sagrados).

 

JENJIBRE: (ZINGIBER OFFICINALIS) Sus propiedades terapéuticas son descongestionantes, vigorizantes y aporta calor al organismo. Su esfera de acción es muy amplia, al estimular y tonificar la energía yang de bazo, estómago, corazón, pulmones y riñones. Excelente para personas con frío cianótico, débiles, pálidos y lengua hinchada. Estimula y calienta los órganos de la digestión; indicado para la falta de apetito, indigestión, distensión abdominal y flatulencia. Muy útil para las nauseas del viajero y las nauseas matutinas (especialmente combinado con aceite esencial de naranja, camomila romana y coriandro). Como tonificante circulatorio y cardiaco, se indica para pies y manos fríos, fatiga cardíaca y angina de pecho. Al calentar y estimular pulmones, tiene acción expectorante adecuada para la bronquitis crónica donde hay mucosidad transparente o blanca. Por su acción sobre la energía de los riñones, es muy eficaz para los dolores de la espalda baja asociado a fatiga muscular. En medicina china se utiliza como tónico sexual, impotencia o frigidez en personas con fatiga crónica. Psicoterapéuticamente, se indica para casos en los que se necesita estimular la iniciativa y reestablecer la determinación. Con su combinada acción sobre corazón y mente, ayuda a infundir confianza y moral a personas con vitalidad pobre. Es también indicado para personas que tienen buenas y claras intenciones pero carecen de energía personal y optimismo para manifestar su iniciativa y llevar a cabo acciones reales o inmediatas. Estas personas tienden a dilatar sus decisiones y acciones y dudan de sí mismos, esperando que otros actúen por ellos. Frecuentemente están desconectados de su cuerpo físico y pueden evitar actividades vigorosas y sostenidas. Su energía sexual a menudo está menguada, lo que puede conducir a depresión. El aceite de jenjibre es un catalizador para estas personas ya que realza su fuego vital.

LAUREL: (LAURUS NOBILIS) Las propiedades terapéuticas del laurel han sido reconocidas desde la antigüedad, recomendado como diurético y estimulante del hígado. Por un lado tiene propiedades carminativas, expectorantes y antiespasmódicas. Al nivel del sistema digestivo, es muy indicada para hinchazón abdominal, digestiones lentas, cólicos y flatulencias. Antiséptico pulmonar y expectorante indicado para catarros fríos y bronquitis crónica. Es diurético, y al regular el riñón, tiene acción antihipertensiva. El efecto psicoterapéutico se centra en su acción neurotónica y elevadora del estado mental. Es muy eficaz en problemas de falta de concentración, poca memoria. Muy indicado para personas frioleras con poca autoconfianza y energía. Apto para personas con baja autoestima que dudan de su valía personal e intelectual. Debido a esta autoimpuesta limitación la persona se cierra al pensamiento intuitivo.

LAVANDA: (LAVANDULA OFFICINALIS) Actúa en acné, ansiedad, enfermedades infecciosas, enteritis, jaquecas, sinusitis, úlceras, trastornos del sistema nervioso. La lavanda regula y enfría el hígado caliente, aliviando dolores de cabeza, migrañas y la irritabilidad general. Al suavizar y sostener la energía Qi del corazón, el aceite puede ser usado para el tratamiento de la tensión nerviosa, insomnio, palpitaciones y la presión arterial alta. Por sus propiedades antiespasmódicas y analgésicas es muy eficaz para el tratamiento de intestino irritable y cólico, tensión y dolores premenstruales, tensión y dolor muscular. Además sus propiedades antiinfecciosas le hacen muy apropiado para infecciones genito-urinarias y respiratorias. Aplicado tópicamente es excelente para la piel quemada y también para eczema, psoriasis y dermatitis. Los efectos psicológicos del aceite esencial de lavanda, se basan en su capacidad de calmar y estabilizar la energía Qi del corazón, nuestro centro emocional. Es entonces adecuado para la tensión nerviosa y en síntomas de pánico e histeria. Es un aromático “rescue remedy”, trabaja calmando las emociones que sobrecargan la mente. Ayuda a liberar las emociones no expresadas, rompiendo hábitos y suavizando la crisis. Ayuda a superar la ansiedad nerviosa de las personas tímidas y vergonzosas.

 

LIMÓN: (CITRUS LIMONUM) Actúa en infecciones de laringe, gota, hipertensión por insuficiencia renal, anemia, obesidad, otitis, flebitis. Calmante, refrescante, despeja el pensamiento. Tónico para el sistema circulatorio. Reduce la densidad de la sangre. Estimula la producción de glóbulos blancos. Ayuda a detener hemorragias. Muy útil en afecciones de garganta, tos, enfriamiento y gripe. Reduce la fiebre. Favorece el funcionamiento del aparato digestivo y descongestiona riñones e hígado. Alivia dolores de cabeza, migrañas, dolores reumáticos, artríticos y picaduras de insectos. Refresca el calor y la humedad siendo un excelente detoxificante, descongestionante y purificador. Descongestionante del sistema linfático, de ahí su indicación para la obesidad, celulitis, colesterol alto y arterioesclerosis. Actúa sobre la litiasis renal y ayuda a eliminar arenilla y piedras del sistema urinario. Descongestiona el hígado, lo refresca y desintoxica aliviando dolores de cabeza, irritabilidad e insomnio asociado a un hígado caliente. Excelente anticoagulante que actúa favoreciendo la circulación sanguínea y tonificando vasos y venas, capilares rotos, venas varicosas, hemorroides y hemorragias nasales. Útil en catarros con mucosidad verde o amarilla gracias a sus propiedades antivíricas. A nivel psicológico agudiza la consciencia, clarifica y eleva el intelecto. Calma, refresca e ilumina, dispersando la confusión y las preocupaciones. Reduce la plétora mental.

 MADERA DE CEDRO: (CEDRUS ATLANTICA) La madera de cedro aparece en repetidas ocasiones en la Biblia y se utilizó para construir el Templo de Salomón. Simbolizaba fortaleza espiritual, fertilidad y abundancia. Es un potente tónico de la energía Qi corporal, actuando sobre riñones y bazo-páncreas. Antibacteriano, anticatarral, antiinfeccioso, antiseborreico, regenerador arterial, astringente, calmante, cicatrizante, diurético, expectorante, lipolítico, descongestionante del sistema linfático y tónico general. El uso más destacable es como tónico de riñones y páncreas; útil en letargia general, debilidad nerviosa, dolor de la espalda baja y pobre concentración. También es muy importante su uso como drenador linfático y estimula la ruptura de las células adiposas acumuladas. Debido a su efecto diurético, se puede usar para la reducción de peso, celulitis y retención de líquidos. Puede usarse para la distensión abdominal de las diarreas recurrentes. A nivel psicológico, este aceite nos ayuda a mantener nuestro centro armónico. A mantenernos firmes ante la presión de fuerzas externas. Es muy útil en tiempos de crisis. Reafirma la mente consciente y nos ayuda a afrontar los cambios repentinos y las poderosas emociones asociadas que muchas veces minan nuestra moral y confianza. Puede animar al yo cuando nos sentimos alienados o desestabilizados, cuando por ejemplo viajamos a un país extranjero y sentimos un shock cultural o en una situación bizarra para nosotros. A un nivel más sutil el aceite de cedro puede restaurar el sentido de la espiritualidad y alentar o reforzar el poder transformacional de la fuerza de voluntad. El aceite es uno de los que nos ayudan a transformar una situación negativa o amenazante en una experiencia de la cual podemos obtener sabiduría y fuerza.

 

MANZANILLA: (CHAMAEMELEUM NOBILE & CHAMAEMELEUM RECUTITA) Facilita la digestión y el sueño profundo. Calma la ansiedad, la tensión, la ira y el pánico. Analgésico en dolores musculares. Adecuado en problemas de menstruación. Útil en jaquecas, dolores de muelas y oídos. Favorece el sistema digestivo y calma gastritis, diarrea, colitis, úlceras pépticas, vómitos, nauseas y flatulencias. Es también eficaz en trastornos hepáticos y del tracto genito-urinario. Ayuda a regular la energía vital para relajar el sistema nervioso, calmar el dolor y relajar espasmos, siendo muy eficaz para el tratamiento de la tensión crónica y el insomnio. Es también muy valioso para el tratamiento del calor interno y reducir inflamaciones del tipo gastritis, neuritis, cistitis, artritis reumatoide y dolores de oído. La variedad de manzanilla romana es beneficiosa para la piel, y combinada con lavanda y geranio combate la dermatitis, los eczemas y el prurito. A nivel psicológico es un aceite que equilibra la energía del plexo solar, control de nuestras necesidades y deseos, con lo cual es eficaz para relajar el estrés de cualquier origen especialmente el originado a nivel del plexo solar, por ejemplo cuando nos sentimos frustrados por no conseguir nuestras necesidades emocionales y nuestros deseos y nos autoculpamos por nuestra debilidad e infantilismo. El aceite de manzanilla relaja la tensión por un excesivo deseo de ego y las frustraciones, resentimientos y depresiones que muchas veces esto conlleva. Nos reenfoca a nuevas expectativas reconociendo nuestras limitaciones calmadamente.

MEJORANA: (ORIGANUM MARJORANA) Fortalece y relaja a la vez. Tonifica y hace circular la energía Qi y calma la mente. Acción antiespasmódica y analgésica, útil para tirones y dolores musculares, espasmos nerviosos, cólico intestinal y osteoartritis. Suavizando la corriente de energía en el corazón, se puede usar para calmar y regular el corazón, indicado para taquicardia, hipertensión y palpitaciones. Por su acción tonificante es indicado para la letargia crónica y la extenuación nerviosa. Especialmente indicado para cuando alternan el cansancio con la irritabilidad y hay insomnio y ansiedad. Restaura la energía de bazo-páncreas por lo que es un equilibrante. Su acción psicoterapéutica destaca en casos de personas que se sienten que no son importantes para nadie, que no son importantes para los demás. Al margen de que la persona se encuentre aislada o no realmente, tienden a verse solas y sin apoyo y sin acceso al afecto y calor de los demás. Relaja, calienta y reconforta, eliminando las sensaciones comentadas y hace reconocer la capacidad interna del individuo de autonutrirse y calma el pensamiento excesivo y el ansía desmesurada de afecto.  

MELISA: (MELISSA OFFICINALIS) El precio de este aceite esencial es muy elevado por lo cual hay que asegurarse de que lo que estamos comprando es aceite esencial de melissa officinalis, pues algunos de los productos que se venden como verdaderos, son en realidad una mezcla de aceite esencial de citronela y de lemongrass. Energéticamente es un aceite frío y seco que libera la energía Qi estancada en el corazón y el hígado y la mente. Actúa como antiespasmódico con propiedades digestivas. Aumenta la función del hígado, estómago e intestino, siendo indicado para espasmos gástricos, indigestión nerviosa, nauseas y flatulencias. Suaviza la corriente de energía en pulmones, con lo cual es adecuado para asma y alivia resfriados y bronquitis con producción amarilla. Sus propiedades analgésicas le hacen útil en migrañas y dolores menstruales. Su acción refrescante y calmante es beneficiosa para el insomnio, agitación nerviosa con dificultad para descansar. Como vasodilatador es usado para hipertensión. Al armonizar a nivel mental y espiritual tiene una importante acción en depresión especialmente para personas muy sensibles emocionalmente que no resisten bien las presiones o personas que se traumatizan fácilmente por conflictos con otros. Estas personas suelen demostrar su fuerza conteniéndose emocionalmente y no quieren expresar ira o dolor. Sin embargo estas emociones se estancan dentro generando un estado interno opresivo, colérico-silencioso. El aceite de melisa alcanza las capas más profundas de la psique y nuestro niño interior. El aroma refrescante y dulce ayuda a restaurar la claridad y seguridad a la mente dependiente y confusa.

MENTA: (MENTHA PIPERITA) Produce en un primer momento un efecto caliente en el cuerpo, aunque finalmente se convierte en refrescante y frío, por lo cual está indicado para tratar condiciones de naturaleza caliente. A nivel energético, el aceite es refrescante y seco y hace circular la energía Qi, limpiando la flema caliente y estimula nervios y cerebro. Tiene también propiedades antiinfecciosas, usándose en constipados y gripes con fiebre alta, dolor de garganta de cabeza. Puede ser aplicado en este caso sobre hombros, cuello, rodillas y espalda. Es expectorante y muy indicado para mucosidad amarilla y flema caliente. Por todo esto, es muy útil para el tratamiento del asma crónico especialmente cuando la digestión es débil. Al ser estimulante de la energía Qi del estómago, este aceite es de los mejores para el sistema digestivo, aliviando la dispepsia, las nauseas, la distensión epigástrica y la flatulencia. Es un aceite antiespasmódico y antiinflamatorio indicado para el cólico intestinal, colitis y hepatitis. Esta propiedad antiespasmódica explica su acción sobre el sistema nervioso. Fresco y picante estimula y despierta tanto sistema nervioso como cerebro, aumentando la concentración y atención. No es un tónico principal para la debilidad del sistema nervioso, pero sí es muy útil para la fatiga mental, especialmente cuando se requiere un efecto rápido. Vigorizando la mente y estimulando el estómago, el aceite actúa aumentando la concentración a la vez que facilita la digestión de las nuevas ideas y conceptos, actuando sobre nuestro “estómago psicológico”. El aceite es útil no sólo para el estudio y el aprendizaje sino para desarrollar la tolerancia emocional. Podemos pensar en este aceite cuando la persona dice “esto es algo que no puedo tragar”. Tradicionalmente se ha considerado una hierba visionaria, trayendo al durmiente sueños proféticos. El aceite de menta aumenta nuestra capacidad receptiva tanto a nivel mental como espiritual, ayudando cuando necesitamos inspiración e insight.

MILENRAMA: (ACHILLEA MILLEFOLIUM) Conocida por sus propiedades curativas, el aceite estaba dedicado a Aquiles, el héroe de la Iliada quien curó a su camarada Telephus de sus heridas en la guerra de Troya con el aceite de milenrama. Se le ha conocido a lo largo de la historia por sus propiedades de curar a los caballeros heridos de las cruzadas o los carpinteros con sus herramientas. Energéticamente es un aceite caliente y seco y con acción antiespasmódica y antiinflamatoria. Como antiespasmódico, la capacidad del aceite de milenrama de estimular y regular la energía Qi del hígado lo hacen ideal para indigestión, cólico intestinal, colon irritable y la hipoproducción de bilis. Como analgésico puede usarse para romper el dolor obstructivo de torceduras, reumatismo y neuralgias. Como emenagogo natural está también indicado para aliviar los dolores menstruales. Contiene la molécula antiinflamatoria camazulene, por lo cual es efectivo para el tratamiento de neuritis, prostatitis y artritis. Puede usarse para gripes con fiebre alta y dolor de cabeza. Como antiséptico urinario remedia la cistitis y la uretritis. La acción de este aceite se extiende al corazón y al riñón. Como cardiotónico está indicado para la circulación deficiente, presión arterial baja; como diurético es apropiado para la escasez de orina. A niveles sutiles las propiedades de curar heridas relacionan al aceite de milenrama con su capacidad consolidar y reparar el aura (campo psíquico personal), mientras que a nivel físico regula los poros de la piel (nuestra envoltura o límite físico). Al mismo tiempo, este aceite tiene la capacidad de hacer circular la energía Qi estancada, liberando las emociones bloqueadas también. Es apropiada para la ira y acritud largo tiempo contenidas. El aceite es especialmente adecuado para aquellos cuyos sentimientos de ira o rabia están subconscientemente relacionados con heridas emocionales o vulnerabilidad emocional. Fácilmente se ofenden y responden furiosamente ante cualquier ataque, por mínimo que sea a la vez que esconden a cualquier coste sus heridas y sus debilidades, por lo que están sumergidos en el dolor de heridas pasadas, ya que no dan expresión al dolor y a la ira. El efecto visionario del aceite de milenrama a nivel emocional ayuda a liberar la acritud de la rabia escondida, además de permitir verter sus lágrimas a aquellos que siempre parecen defensivos y severos.

MIRRA: (COMMIPHORA MYRRHA) Uno de los principales Aceites Sagrados egipcios, se decía que provenía de las lágrimas de Horus. El aceite de mirra es caliente y seco, beneficiando estados de letargia y frío debido a una debilidad de bazo-páncreas y acumulación de humedad en consecuencia. Como astringente es básico para el tratamiento de diarrea crónica y supuraciones vaginales. La investigación clínica ha evidenciado el efecto beneficioso al bajar los niveles de colesterol en la sangre altos y ser adecuado para personas con obesidad y trastornos cardiacos isquémicos. Es muy conocido también como antibacteriano, antifúngico y antiinflamatorio y tradicionalmente se ha usado en problemas bucales, encías e infecciones de garganta así como vaginitis. Sus propiedades expectorantes balsámicos le hacen adecuado para la laringitis, afonía y bronquitis. A nivel psicológico tiene un efecto calmante, capaz de llevar a profundos niveles de relajación y meditación, instilando una mente en paz. (ver la sección Aceites Sagrados).

NARANJA: (CITRUS SINENSIS) Actúa en insomnio, nerviosismo, intranquilidad nerviosa o motora, diarreas crónicas. Antidepresivo, antiestrés, sedante digestivo. Facilita la absorción de la vitamina C y la digestión de las grasas. Contribuye a la formación de colágeno. Alivia molestias y dolores musculares. Ayuda a limpiar de toxinas las pieles congestionadas. Benéfico en pieles secas, arrugas y dermatitis. Reduce el nivel de colesterol en la sangre. A nivel energético, el aceite de naranja desbloquea y hace circular la energía Qi estancada, sobre todo cuando se acumula en hígado, intestino y estómago. Es uno de los mejores aceites para el sistema digestivo pues su efecto de tónico estomacal haciendo circular la energía, alivia espasmos, distensión y dolor abdominal, falta de apetito, indigestión, flatulencias, vómitos, nauseas, estreñimiento e intestino irritable. Actúa sobre el hígado como estimulante hepático y colagogo, estimulando la bilis (facilitando la digestión de las grasas) y aliviando jaquecas, nauseas, tensión e insomnio resultado del estancamiento de la energía en el hígado. Cuando hay estrés y frustración enquistada, la energía se bloquea y estanca causando desarmonía en el hígado. Esta condición es eficazmente aliviada por el aceite esencial de naranja, aliviando tanto la tensión como la frustración, aportando positivismo. Específicamente es muy indicado para personas que trabajan concienzudamente y son perfeccionistas y tienen poca tolerancia a los errores y contratiempos, no pueden delegar y se muestran tensos e irritables. En muchos casos esta tensión es una llamada de atención sobre los demás y la persona termina pensando que “todo está destinado a terminar mal”. El aceite de naranja les ayuda a tener un enfoque más relajado, adaptado y realista, instilando una actitud más positiva.

 NARDO: (NARDOSTACHYS JATAMANSI) El aceite esencial de nardo es uno de los más antiguos, considerado sagrado para los antiguos egipcios. Se menciona en “La canción de Salomón” y en la Biblia en los versículos de San Juan, cuando María Magdalena “unge los pies de Jesús con aceite de nardo antes de la última cena”. En la aromaterapia moderna su uso principal es como regulador del sistema nervioso y del corazón. Este aceite calma el corazón, estabiliza la mente y asienta las emociones. Puede ser usado como la valeriana en casos de tensión nerviosa, ansiedad, insomnio, taquicardia y arritmia. Regula la corriente de energía Qi en general y específicamente en el hígado, por lo que es muy útil como antiespasmódico y digestivo en casos de nauseas, estreñimiento y cólico intestinal. Al fortalecer la corriente sanguínea en el hígado, es muy eficaz en hemorroides y venas varicosas, alteraciones ováricas y anemia. La acción energética del aceite de nardo se centra sobre el hígado y el corazón, tercer y cuarto chakra, actuando sobre la ansiedad e instaurando un profundo sentimiento de paz, reemplazando el resentimiento por aceptación y compasión. Tradicionalmente se ha usado como un aceite sagrado para altos iniciados, relacionándose con la parte eterna de nosotros que existe detrás del flujo de ilusiones y sufrimiento. Así, este aceite está muy indicado para aquellos que buscan certezas espirituales y luchan en vano por encontrar la fuente racional de la fe. Al nutrir la esperanza tanto del corazón como del alma, el aceite de nardo nos “rinde” y con su serenidad y humildad transporta la devoción al camino que elegimos.

NEROLI: (CITRUS AURANTIUM VAR. AMARA) Muy relajante. Calma la ansiedad crónica, la depresión y la tensión. Útil contra el insomnio, colitis, diarrea, dolores de cabeza y vértigos. Se dice que tiene propiedades afrodisíacas. Es un buen tónico que depura la sangre y mejora la circulación. Contribuye a la regeneración, mejorando la elasticidad de la piel. De temperatura fría y neutro en humedad, el aceite de neroli refresca el calor, relaja los nervios y eleva el espíritu. Es uno de los principales aceites que actúan calmando y estabilizando el corazón y la mente. Está muy indicado para personas con agitación del corazón que no pueden descansar, padecen de insomnio y palpitaciones y también está especialmente indicado para la hipertensión. Como regulador del sistema nervioso el aceite de neroli alivia la tensión mental y emocional, la depresión nerviosa y la ansiedad aguda o crónica. Actúa también a nivel del hígado y bazo-páncreas, regulando la dispepsia, los espasmos abdominales y cólicos. Astringente natural se recomienda en diarreas sobre todo infantiles. El efecto psicológico calmante del corazón y la mente del aceite esencial de neroli le convierten en uno de los mejores euforizantes. Es excelente para la intensidad emocional inestable, personas que fácilmente se asustan, agitan y exaltan. Debido a la baja resistencia al estrés fácilmente se agotan y se sienten exhaustos y finalmente deprimidos. Asociado a ese estado, generalmente hay ira reprimida o sentimientos de resentimiento inconsciente. Este aceite instila tanto fortaleza como confort y libera las emociones reprimidas a través de unificar el consciente y subconsciente.

NIAOULI: (MELALEUCA QUINQUENERVIA) Actúa en bronquitis crónicas, tuberculosis pulmonar, tos ferina, rinitis, coriza, otitis infecciosa, sinusitis.

PALMAROSA: (CYMBOPOGON MARTINII VAR. MOTIA) Este aceite esencial se recomienda para neuralgia, ciática, lumbalgia y dolores reumáticos. Fortifica la energía yin, las funciones de calma e hidratación. Comúnmente se aplica para tratar la piel, tonificando, hidratando y nutriendo. Su naturaleza fría le hace adecuado para la dermatitis, eczema, psoriasis. Sus propiedades antibacterianas a su vez le hacen apropiado para muchas afecciones víricas de la piel, como micosis, forúnculos, herpes. A nivel genitourinario es eficaz en el tratamiento de cistitis, uretritis y vaginitis. Como cardiotónico y relajante nervioso, estabiliza tanto corazón como sistema nervioso, indicado para palpitaciones, intranquilidad, insomnio y ansiedad. A nivel emocional fortalece el sentimiento de seguridad y el fluir con la vida, ya que actúa en el cuarto chakra. Es muy apropiado para individuos que sufren de nervios y de inseguridad y que además no se conforman con los cambios y no soportan la ausencia de las personas queridas. Son celosos, posesivos, “pegajosos”, y encuentran muy difícil dejar a los seres queridos marchar.

PATCHULI: (POGOSTEMON CABLIN) Poderoso astringente y cicatrizante. Reduce el apetito. Tiene propiedades diuréticas. Ayuda a despejar y desinhibir, estimulando la libido y el apetito sexual. Promueve una agradable sensación de equilibrio. En la medicina tradicional asiática se le usa como antiinflamatorio y astringente en dermatitis, enteritis y diarrea. Antiséptico, se ha usado para impedir la propagación de epidemias infecciosas y fiebres al favorecer el sistema inmunólogico. Es también considerado un magnífico insecticida y uno de los mejores remedios, aún en la actualidad, contra la mordedura de serpientes e insectos. Desde una perspectiva energética, el patchuli es caliente, con propiedades antiinflamatorias. Se combina su acción calmante con una de estimulante suave, un efecto sinérgico que resulta en una sensación de “elevación”. Un remedio excelente también para el tratamiento de la piel en un amplio rango de problemas, ayudando a regenerar los tejidos y rejuvenecer la piel agrietada e irritada sobre todo en eczema. Es un aceite esencial con efecto antibacteriano y antivírico que puede ser usado en acné, impétigo y herpes. También útil para la congestión vascular y como astringente flebotónico, eficaz en hemorroides y venas varicosas. Pero el efecto principal de este aceite es a nivel psicológico y energético. Indicado para personas con falta de energía Qi en el bazo-pancreas que, en consecuencia, sufren de fatiga y de distensión abdominal. Particularmente relevante para sistema inmune débil, debido a un sobreefuerzo o ansiedad crónica que ha llevado a la persona a postración. Estabiliza la mente cuando la persona sufre de preocupaciones y de hiperactividad cognitiva. Esa situación hace que la persona esté alejada de su cuerpo y de su sensualidad; el aceite de patchuli es un relajante afrodisíaco y estimulante, usado en impotencia, frigidez y ansiedad social al estimular los sentidos.

PINO: (PINUS SYLVESTRIS) Antialérgico, traqueitis, cirrosis, astenia, afecciones urinarias. Poderoso antiséptico. Promueve la sudoración. Depurativo de los riñones. Muy eficaz en hepatitis. En términos de medicina oriental, el aceite de pino es caliente y seco y tonifica la energía Qi. Expectorante, balsámico y antiséptico está indicado para una amplia variedad de problemas pulmonares, aunque también es beneficioso para problemas reumáticos. El aceite de pino es uno de los mejores para aclarar la flema fría de los pulmones y para luchar contra las infecciones del tracto respiratorio. Muy indicado para congestión bronquial y de los senos, resfriados, asma y bronquitis. Es muy efectivo en resfriados y gripes con síntomas de escalofríos, fatiga y mucosidad blanca. Respecto al sistema genitourinario, el aceite de pino actúa como antiinflamatorio y antiséptico, estando muy indicado para la cistitis, la pielitis, trastornos prostáticos, inflamaciones de la vesícula. Al estimular los riñones y reducir el ácido úrico en sangre, es muy eficaz para dolores reumáticos, artritis, gota y reumatismos. Es un tónico pulmonar, renal y nervioso; uno de los mejores aceites para la fatiga y debilidad nerviosa. Está especialmente indicada para personas que afrontan el cansancio extremo presentando síntomas como respiración entrecortada y ruidosa, dolor de la parte baja de la espalda y pitidos en el pecho. En el nivel energético y psicológico, el aceite de pino es un fortificante de la mente. Este aceite abre el pecho, instilando positividad y ayudando a restaurar autoconfianza. Dispersa la melancolía y contrarresta el pesimismo, activando nuestra conexión con la vida. A un nivel más profundo, el Dr. Bach lo indicaba para aquellos que se culpan a sí mismos y se sienten responsables no sólo de sus errores sino del sufrimiento y las acciones de los demás. El aceite de pino disipa la autoimagen negativa y los remordimientos, remplazando culpa por perdón y auto aceptación.

POMELO: (CITRUS PARADISII) Como cítrico que es, este aceite tiene propiedades refrescantes, descongestionantes y de limpieza y beneficia tanto al hígado sobrecalentado como al sistema linfático perezoso. Cuando se ha acumulado en el hígado calor y energía Qi estancada, esto provoca distensión abdominal, estreñimiento y nauseas. Esto se puede acompañar de un sabor a agrio en el paladar acompañado de un sentimiento de irritabilidad. Estos síntomas son fácilmente aliviados por el aceite esencial de pomelo al regular y refrescar el hígado y descongestionar y mover el intestino. Es también diurético y estimulante del bazo y la linfa, ayudando a eliminar líquidos y grasa acumulada, ayudando en obesidad, celulitis, retención de líquidos. Por otro lado purifica la sangre por lo que es apropiado para reumatismos de naturaleza caliente, es decir, cuando las articulaciones se sienten como calientes e hinchadas y el dolor es interrumpido por una sensación de quemazón. Por último, este aceite es astringente por lo que es beneficioso para limpiar la piel grasa, con acné y con marcas. A nivel psicológico, alivia sentimientos de tensión, frustración, irritabilidad y melancolía. El aceite está especialmente indicado para personas que bajo estrés y tensión tienden a comer en exceso como reconfortante y como resultado de enfrentarse a dichas situaciones. Estas personas suelen tener expectativas altas de la vida, de los otros y de ellos mismos. Cuando el entorno contradice sus expectativas o se sienten traicionados por otros, tienden a reaccionar con ira, culpa y autocrítica. Seguidamente suelen experimentar sentimientos de culpa y depresión y una urgencia por reconfortar su parte herida, su criticado o avergonzado niño interior. Se gratifican con la comida y/alcohol, especialmente dulces, chocolate. El aceite esencial de pomelo clarifica el calor psicológico y la congestión resultante del sentimiento de frustración y culpa. Nos ayuda a percibir y aceptar metas más realistas. Como el limón, nos hace sentir con un espíritu ligero y alivia el deseo de gratificación inmediata y el deseo desesperado de estar llenos.

ROMERO: (ROSMARINUS OFFICINALIS) Actúa en agotamiento psíquico e intelectual, pérdida de memoria, gota, hipertensión, migraña, linfatismo, edemas, infecciones del intestino, afecciones hepáticas,reumatismo, estreñimiento, epilepsia, reglas dolorosas. Es uno de los aceites más vigorizantes, siendo un excelente tónico de la energía yang capaz además de promover la circulación de la energía Qi y de la sangre. Caliente, picante y estimulante, puede ayudar a aliviar el malestar mental y físico. Energiza la energía Qi del corazón, fortificando la contracción cardíaca y la corriente sanguínea arterial. Es eficaz en fatiga cardíaca, palpitaciones, presión arterial baja, pies y manos frías. Incrementa la circulación cerebral, por lo cual beneficia la concentración y la debilidad nerviosa, siendo clasificado como cefálico. Es un excelente tónico muscular y es usado para tirones musculares, calambres y dolor. Es uno de los mejores antirreumáticos indicado para articulaciones. También tiene acción expectorante, por lo cual se usa en resfriados y bronquitis. Como carminativo ayuda en la dispepsia, flatulencia y distensión abdominal. Tradicionalmente se le ha conocido como un aceite que alegra, que puede renovar el entusiasmo y la autoconfianza; era usado para la melancolía y la apatía. Este aceite está indicado para personas frías y debilitadas con un bajo sentido de su autovalía y que carecen de un yo fuerte y sano (un ego que valore su lugar en el mundo y que busque cumplir sus metas). El aceite de romero ayuda a aumentar la confianza y el ánimo en personas que dudan de sus capacidades. En el nivel energético, el aceite revive la fe y la alegría del amor, a un nivel espiritual más que romántico; del amor incondicional.

ROSA: (ROSA DAMASCENA) El aceite esencial que se puede usar para ingerir es el aceite esencial obtenido por destilación, el cual tiene un precio muy elevado. El absoluto de rosas, obtenido con solventes, se puede usar para inhalar, tópicamente y en masajes. El aceite de rosas es frío e hidratante. Clarifica el calor y la inflamación y ayuda a restaurar la energía yin en el cuerpo. Generalmente está indicada para infecciones, inflamaciones e intoxicaciones y para ansiedad y depresión. Refresca y regula el hígado, siendo indicado para síntomas como tensión, irritabilidad, dolor de cabeza y estreñimiento. Reduce las nauseas y alivia la colecistitis. Es muy eficaz en situaciones donde se ha estancado la energía Qi y la corriente sanguínea, resultando en dolores menstruales. Tradicionalmente se le ha considerado un aceite para el útero y su acción astringente y hemostático le hacen indicado para el flujo menstrual excesivo (metrorragia). Es excelente para la piel y se puede añadir a lociones, cremas, etc, especialmente para la piel deshidratada, inflamada y arrugada. También el aceite de rosas tiene unas propiedades excelentes para la piel seca. Es un suave tónico cardiaco, la clave de su efecto energético y psicológico. Calma y fortalece el corazón, ayudando a nutrir de energía yin el corazón y restaurando el sentido de la felicidad y bienestar. Es ideal para insomnio, palpitaciones y ansiedad nerviosa. A un nivel más sutil, el aceite esencial de rosas es conocido tradicionalmente como el aceite del amor. Cura las heridas emocionales cuando el rechazo o la pérdida han herido nuestra capacidad de amarnos y de nutrirnos, trayendo calidez al corazón helado por el dolor o las heridas. El aceite puede curar la más profunda desesperación y restaurar la capacidad de amar. Es uno de los siete Aceites Sagrados de los chakras físicos. (Ver sección “Aceites Sagrados”).

SALVIA: (SALVIA SCLAREA) Actúa en neurastenia, linfatismo, digestiones lentas, ictericia, trastornos de la menopausia, aftas, anginas, úlceras, leucorreas, dermatosis, alopecia. Calma estados de tensión y fatiga, siendo un buen tónico general y un antiespasmódico mayor. Debido a sus propiedades reguladoras, antiespasmódicas y analgésicas es indicada (como la lavanda) para la tensión muscular, espasmos, cansancio, piernas cansadas, dolores de cabeza y migrañas. Equilibra la energía Qi del estómago e intestinos, por lo que es indicado para la tensión abdominal, flatulencias y síntomas de irritación del intestino. Para el uso de trastornos ginecológicos el aceite de salvia se usa para aliviar la tensión premenstrual y los dolores menstruales. Es también muy eficaz para los dolores del parto. Actúa en el sistema respiratorio ya que fortalece y hace fluir la energía Qi de pulmón, por lo que es útil para dificultades respiratorias y para el tratamiento del asma. Trabaja haciendo más profunda la respiración al abrir el pecho. Como suave expectorante y antiinfeccioso, es eficaz en el tratamiento de catarros, infecciones de garganta y bronquitis. A nivel psicológico, el aceite de salvia es un equilibrante entre la relajación y la estimulación. Es un neurotóxico indicado para la fatiga mental, debilidad nerviosa, calmante de la mente y de la tensión mental. Relajando y a la vez vigorizando, el efecto principal de este aceite es de elevar el estado emocional y mental y combatiendo la depresión, la ansiedad, la labilidad emocional o estado emocional cambiante, la indecisión y la confusión emocional.

SÁNDALO: (SANTALUM ALBUM) El aceite de sándalo es un excelente antiinflamatorio, antipirético y antiinfeccioso. Frío y descongestionante, se utiliza sobretodo para problemas inflamatorios donde hay calor, especialmente en intestino, sistema genitourinario y pulmón. Es eficaz como sedante y analgésico, pudiéndose usar en dilución para gargarismos en dolor de garganta. Muy eficaz para el tratamiento de la piel en afecciones como psoriasis, irritación, prurito, inflamación, eczema. Su efecto energético sobre la mente y el espíritu se fundamenta en sus propiedades refrescantes, calmantes, sedantes y tonificantes del sistema nervioso. Puede ser muy eficaz en síntomas como migraña, insomnio y agitación nerviosa debido a un exceso de calor interno. Tradicionalmente y a niveles más sutiles, se le ha reconocido como un aceite para la meditación, oración y prácticas espirituales, ya que al clarificar y asentar la mente nos reconecta a nuestro Ser interior. Disminuye la “tiranía” del intelecto de la incesante necesidad de pensar instaurando en su lugar la experiencia de la unidad con la totalidad. La paradoja del aceite de sándalo es que aunque nos lleva a niveles superiores de consciencia, no lo hace llevándonos a “otros mundos” sino reconectándonos con nuestra verdadera esencia. Es por esto muy apropiado para estados de preocupación excesiva y de demasiado apego al mundo material. Doma la mente de su necesidad permanente de pensar y analizar y libera la creatividad del aquí y ahora.

SIEMPREVIVA o HELICRISO: (HELICHRYSUM ITALICUM SSP. SEROTINUM) Indicado para dolores de cabeza, migrañas, dolores musculares, neuralgias e intestino irritable. Gracias a sus propiedades antiespasmódicas, el aceite es útil para catarros crónicos y asma. Además tiene efectos sobre la sangre debido a que en su composición química hay beta-diones, de acción anticoagulante sanguíneo efectivo para contusiones graves, hematomas y problemas de coagulación de la sangre (tromboflebitis, inflamación y degeneración del sistema venoso). Por otro lado, la acción antiinflamatoria, descongestionante es eficaz para bronquitis, colitis y artritis reumatoide. Destaca también sus propiedades antialérgicas, particularmente las que incluyen procesos nasales y prurito. A nivel energético y psicológico, este aceite actúa sobre el plexo solar, aliviando la tensión resultante del sobreesfuerzo, el exceso de control resultante de frustraciones mantenidas largo tiempo. Tiene la habilidad de aliviar las represiones profundamente arraigadas, rompiendo emociones negativas como resentimientos antiguos, ira semiconsciente, carácter agrio y tozudez. Indicado así pues para personas que están bloqueadas de una manera profunda, incapaces de liberar su ira y desesperación y que además son incapaces de admitir su profunda herida. En lugar de buscar formas de liberación de traumas emocionales que pueden venir hasta de la infancia o adolescencia, responden con patrones rígidos y de negación del propio yo, juzgando agriamente a aquellas personas que se expresan abierta y espontáneamente.

TOMILLO: (THYMUS VULGARIS THYMOLIFERUM) Hay más de 300 variedades de tomillo. El tomillo se usaba ya en Sumeria hace unos 3.500 años, mientras que en Egipto se utilizó para el proceso de embalsamamiento. El aceite esencial de tomillo es un aceite energéticamente caliente y seco y de los aceites más vigorizantes. Es un poderoso tónico de la energía yang, fortaleciendo las funciones de pulmón, corazón, riñón y sistema nervioso. Potente antibacteriano indicado para una amplia gama de infecciones. Como tónico respiratorio, antiséptico y expectorante se usa para cualquier condición de frío que conlleve debilidad, congestión e infección de pulmón. Actúa en la fatiga crónica, respiración superficial, catarros, bronquitis (especialmente cuando la mucosidad es abundante y clara o blanquecina). Muy eficaz en gripes o catarros con dolor muscular. Al tonificar la energía yang del corazón, mejora la circulación y la función cardiaca. Como estimulante capilar está indicado para alopecia y anemia. De sobra es conocido su uso para el dolor reumático y la artritis, sobre todo donde hay síntomas de calambres y contracción articular. Es también un estimulante digestivo y carminativo, estimula el apetito, alivia la distensión abdominal y la flatulencia. Debido a su fuerte acción antibacteriana y fungicida también puede combatir la putrefacción intestinal, gastroenteritis y candidiasis. En la vía genitourinaria su acción antiinfecciosa le hace uno de los mejores, si no el mejor aceite, para problemas como la cistitis. En el nivel mental emocional, el aceite de tomillo es, como hemos mencionado, un potente tónico de la energía yang corporal. Al fortificar y elevar, el aceite de tomillo está muy indicado para la debilidad nerviosa y la ansiedad crónica. A un nivel más sutil, este aceite actúa en dos fases, al estimular pulmón disipa el desánimo y al energizar los riñones induce la acción. Tradicionalmente se le ha conocido como un aceite que instila coraje y valor, por lo que se ha usado en personas miedosas, con poca confianza en ellas mismas y apáticas. Al infundir moral y ánimo a niveles muy profundos del Ser, el aceite de tomillo parece que imbuye fortaleza espiritual y vigor físico. Cuando nos sintamos desmoralizados, alienados o aprensivos, deberíamos pensar siempre en la calidez y la fuerza viril (yang) del aceite de tomillo.

VETIVER: (VETIVERIA ZIZANOIDES) Aroma equilibrante de efecto calmante y sedante. Se dice que limpia y fortalece el aura. Revitaliza el cuerpo, fortaleciendo los glóbulos rojos. Muy útil en casos de insomnio, reumatismos y artritis. Contribuye a mejorar la salud física y mental. En términos energéticos, el aceite de vetiver es refrescante y húmedo. Refresca el calor, nutre, calma y alegra. Su capacidad de nutrición explica su efecto sobre la energía yin del cuerpo (función de absorción, restauración y anabolismo; la energía femenina). Por esta razón este aceite es inmejorable para la pérdida de apetito, anemia y problemas de absorción alimentaria. Fortalece el tejido conectivo por lo que es ideal para el tratamiento de articulaciones débiles y de piel desnutrida. Como tónico glandular está indicado para la insuficiencia de las hormonas estrógeno y progesterona y para problemas de tensión premenstrual y de menopausia. Este efecto de nutrir y refrescar también se expresa al nivel psicológico, al relajar la mente hiperactiva y nutrir un sentido de la identidad inseguro. El aceite nos imbuye calma y nos reafirma la seguridad y calidez que la Madre Tierra nos brinda, aportándonos sentimiento de pertenencia. Si nos encontramos exhaustos por un sobreesfuerzo o sin conexión con nuestro cuerpo y sus necesidades, el aceite de vetiver nos seda, nos restaura, nos centra y reconecta, llenando el vacío entre el espíritu y la materia. Es excelente para sujetos perfeccionistas y que en esa búsqueda de lo ideal pierden la habilidad de absorber y aprovisionarse y nunca obtienen la suficiente perfección. El sentimiento de alegría que el aceite de vetiver brinda es paradójicamente resultante de un viaje hacia las raíces, donde instintivamente nos regocijamos en sentir lo esencialmente real.

 

YLANG YLANG : (CANANGA ODORATA VAR. GENUINA) Respecto a la calidad de este aceite esencial hay al menos cinco calidades distintas siendo la mejor y más cara el ylang ylang extra superior. Es un aceite calmante y con efecto de soporte sobre el corazón. Energéticamente es frío y húmedo, aliviando el calor del corazón cuando hay tensión que produce palpitaciones, hipertensión y taquicardia. Simultáneamente armoniza la mente y calma el sistema nervioso. El aceite es conocido por su capacidad de relajar estados de agitación e inquietud y ayudar a conciliar el sueño. Se ha comprobado clínicamente que este aceite ayuda a controlar la epilepsia, sobre todo cuando se perciben olores antes de una crisis. Además este aceite se recomienda para el control de la diabetes y para el cuidado del cuero cabelludo y el tratamiento de la pérdida de cabello. El efecto afrodisíaco del ylang ylang está inseparablemente relacionado con su capacidad de relajar y elevar el ánimo o alegrar y, por supuesto, por su voluptuoso aroma. Muy recomendado para la impotencia y frigidez y para personas con miedo y ansiedad que bloquean su sexualidad. El aceite unifica nuestra naturaleza emocional y sensual, aspectos del Ser que deben equilibrarse el uno al otro. Si esto no ocurre, el corazón y la mente fácilmente se alinean o separan de los sentidos tangibles, sexuales, raíces y se desarraigan de la energía yin. En esta situación suele haber agitación e inquietud y las emociones no pueden fluir y tienden a “secarse” (al no haber fluidez de la energía raíz, el primer chakra) generalmente conduciendo al aislamiento y la depresión. En cualquier caso la mente pierde su capacidad natural de expresar y experimentar alegría y placer. El aceite de ylang ylang en estos casos nos suaviza, nos tienta, nos abre, nos centra. Nos permite reunificarnos interiormente y fusionarnos con el exterior.

 


 

 

 


 
Subpáginas (1): Jabones Artesanos